Ceremonia o ritual de las velas

Ceremonia o ritual de las velas

CEREMONIA DE LA LUZ Ó RITUAL DE LAS VELAS

La ceremonia de la luz ó ritual de las velas.

 

¿Cómo se Celebra la Ceremonia de las Velas?

Para celebrar esta ceremonia, hacen falta dos velas pequeñas o más finas y una vela más grande. Las velas pequeñas representan los novios y la grande simboliza la nueva vida en común.

Cuando comienza el ritual, los novios encienden las dos velas pequeñas y mientras el oficiante de boda explica en qué consiste el ritual. Juntos y con la llama de las velas pequeñas, los novios encienden la vela grande.

Una vez encendida la vela grande, hay dos opciones:

  • los novios apagan la vela pequeña así confirmando que a partir de ahora ellos sólo serán uno.
  • las velas pequeñas permanecen encendidas junto a la vela grande, lo que significa que, aunque hayan contraído matrimonio, cada uno sigue teniendo su personalidad e indecencia dentro de esta unión.

Podéis encender las velas pequeñas al principio de la ceremonia de vuestra boda o cuando comienza el ritual. Si vuestra boda será al aire libre habría que considerar la posibilidad del viento, no vaya ser que se apagan durante la ceremonia. Por otro lado, podéis incluir a los padrinos en el ritual si queréis. En este caso, serían los padrinos que encienden vuestras velas pequeñas al comienzo del ritual y os pasan las velas ya encendidas a vosotros.

Texto para la Ceremonia de las Velas

A continuación los novios van a celebrar un ritual que igual algunos de vosotros no conocéis aún: la Ceremonia de la Vela, también conocida como Ceremonia de la Luz o Ceremonia de la unidad. (nombre de la novia) y (nombre del novio), tomad cada uno vuestra vela

Esa vela que os ofrecen vuestros padrinos simboliza el pasado, lo que habéis sido hasta el día de hoy: dos personas independientes y libres, de gran fortaleza, llenos de ilusiones y planes de futuro. Y habéis decidido uniros
en matrimonio, juntar vuestras llamas en una sola que arderá con más fuerza e ilusión aún, representando el compromiso del uno con el otro.

Cada año, cada mes, cada día, os recordará la promesa de amor que os hacéis hoy ante todos estos testigos: vuestros seres queridos, vuestros familiares y amigos. Cogeos de la mano y encended juntos la vela que os guiará y acompañará a lo largo de toda vuestra vida de pareja. (Pausa mientras los novios encienden la vela).

Esta vela formará parte del matrimonio de (nombre de la novia) y (nombre del novio). Encendedla cuando lleguen los momentos difíciles, los desencuentros, y quizás consiga alumbrar vuestro camino, ya que su llama os recordará la felicidad que sentís hoy y la fortaleza de vuestro amor.  Y cuando hayáis recuperado la sonrisa, apagad la llama juntos.

En este momento, una vez encendida la vela del día de vuestra boda, en vuestras manos está dejar también prendidas las velas del pasado,  que os recuerdan que seguís siendo personas únicas y singulares dentro de esta unión; o podéis extinguir sus llamas y dejar que la luz de la gran vela os represente a los dos a partir de ahora.

: :before 01 de septiembre del 2017 : :after